Evita el dolor de rodilla

La rodilla es una de las articulaciones más utilizadas y que mayor peso soporta cuando estamos de pie, por este motivo las enfermedades que le afectan no tienen exclusividad de edad y sexo.

Las dolencias en las rodillas pueden ocurrir tras un movimiento repentino o ser una manifestación de un mal que va empeorando. La contextura de la rodilla es compleja y está conformada por varios ligamentos. Los movimientos que realiza son: torsión, flexión, estiramiento y sostén del cuerpo.

Frente a ello, existen muchas causas por las cuales una persona puede padecer dolores en una o las dos rodillas. Entre las más comunes encontramos:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Uso excesivo de la articulación
  • Antecedentes de artritis en la familia
  • Edad (mayores de 60 años)
  • Quiste de Baker (hinchazón detrás de la rodilla)
  • Infección en los huesos o las articulaciones

Asimismo, cuando hay uso excesivo de las rodillas los dolores pueden deberse a:

  • Bursitis
  • Dislocación o fractura de rótula
  • Síndrome de la banda iliotibial
  • Dolor en la parte frontal de la rodilla (en los alrededores de la rótula)
  • Rotura de ligamentos
  • Desgarro de cartílago o rotura de meniscos
  • Distensión muscular
  • Esguinces

A continuación, te damos unos datos básicos para evitar los dolores de rodilla

  • Calentar los músculos antes de hacer ejercicio
  • Estirar los músculos una vez que haya terminado la rutina deportiva
  • Evitar correr cuesta abajo (mejor bajar caminando)
  • Andar excesivamente en bicicleta
  • Bajar de peso
  • Utilizar calzado adecuado para el deporte y largas caminatas
  • Evitar el uso excesivo de tacones
  • No pasar muchas horas de pie

Comentarios

comentarios

Llámanos al:

447-8085/ 989-046 102