Lesión de menisco en la rodilla: Artroscopia de rodilla

El menisco de la rodilla es un fibrocartílago ubicado entre el fémur y la tibia, éste fibrocartílago sigue los movimientos de flexoextensión y rotacionales de la rodilla, protegiendo el cartílago articular del fémur y la tibia.

Rotura de menisco de la rodillaRotura de menisco de rodilla

Una de las principales causas de una cirugía en la rodilla (artroscopía) es la lesión de meniscos, este tipo de lesiones suele producirse por traumatismos directos o indirectos.  Los traumatismos indirectos son aquellos que pueden ocurrir en el ámbito deportivo así como en actividades cotidianas, ya que no requieren de un impulso muy fuerte  y giro de la rodilla para que sucedan, es por eso que son los más comunes en los jóvenes.

La lesión de meniscos también se presenta en las personas de avanzada edad como resultado de un traumatismo directo o degenerativo por el paso de los años.

Debido a la frecuencia, la lesión de meniscos de rodilla, hoy en día goza de avances en diagnóstico y tratamiento aunque muchos casos requieren cirugía artroscópica, que tiene resultados alentadores, muchos pacientes sólo necesitan tratamiento conservador con terapia física.

Artroscopia de rodilla para lesión meniscal

En la actualidad ya no es necesario realizar una cirugía a rodilla abierta ni retirar el menisco por completo para tratar la lesión. La artroscopia es una técnica de cirugía mínimamente invasiva mediante la cual ingresamos a la rodilla con una cámara de 4 mm. de diámetro e instrumental especializado con los cuales podemos suturar el menisco si la lesión lo permite o  realizar extracción parcial del menisco, dejando los restos estables y no degenerados que permitan realizar parcialmente la función del menisco.

Esta técnica permite reducir el tiempo de recuperación luego de la intervención en el menisco ya que las heridas quirúrgicas son minúsculas, pudiendo iniciarse la rehabilitación de la rodilla de forma mucho más temprana debido a que no hay peligro de abertura de los puntos.

La mayoría de las operaciones de menisco, así como la reconstrucción de ligamentos cruzados se realizan bajo esta técnica de mínima invasión.

La recuperación de la función del menisco es muy importante ya que permite hacer la rodilla más congruente, aportando estabilidad a la articulación y resguardando al cartílago articular de la tibia y el fémur para permitir una adecuada distribución del peso corporal a ese nivel.

Comentarios

comentarios

Llámanos al:

447-8085/ 989-046 102