El pie plano: Dolor en el pie

El pie plano es una afección en la que uno o ambos pies no tienen arco longitudinal o de bóveda plantar. Cabe señalar que todos los bebés nacen con lo que suele parecer pie plano, esto sucede porque aún no se ha formado un arco.

La aparición del arco se da hasta los dos años de edad no se puede determinar la presencia del pie plano como patología, hasta entonces, el pie del niño cuenta con un tejido adiposo en la planta del pie. Esta adiposidad o grasa desaparece con el tiempo y sin algún tipo de tratamiento.

Para reconocer un pie plano solo basta con la huella que deja porque carece de la curva característica del pie o aparece menos pronunciada.

Grados de pie plano

Sin embargo, hay ocasiones en las que el dolor de pie plano que sufren los niños es causado por la coalición tarsiana, una afección en la que dos o más huesos del pie crecen unidos o se fusionan.

A medida que los niños crecen los tejidos se tensan y van formando el arco plantar, que será visible más o menos a los tres o cuatro años de edad.

Los adultos y el pie plano

En el caso de los adultos, la aparición del pie plano son el envejecimiento, el sobreuso, las lesiones o una enfermedad que puede causar daño en los tendones.

Asimismo, el dolor del pie plano aparecerá después de períodos prolongados sobre utilizando el pie o practicando deporte. En el caso quienes ya tienen formado los arcos y se le desarrolle la afección del pie plano, esta solo aparecerá en un lado.

Recomendaciones para la formación del arco longitudinal en los niños:

– Que el zapato sea liviano y hecho de un material ligero.

– Que la suela del zapato sea plana, flexible, y que brinde adherencia.

– Las laterales del zapato deben ser firmes.

– La punta del zapato debe tener una forma cuadrangular y no estrecha.

Comentarios

comentarios

Llámanos al:

447-8085/ 989-046 102