¿Por qué ocurre la tendinosis de los músculos isquiotibiales?

El conjunto de músculos isquiotibiales está conformado por el semimembranoso, semitendinoso y bíceps femoral situados en la parte posterior de la pierna. Estos tres músculos se originan en la pelvis y finalizan en los huesos de la pantorrilla (la tibia y el peroné).

Es así que, frente a una lesión en los músculos isquiotibiales, el dolor puede ser insufrible, debido a que son multifuncionales, son potentes extensores de la cadera, así como flexores de la rodilla, rotadores mediales y laterales,  además de ser estabilizadores importantes de la rodilla.

Los isquiotibiales suelen ser zonas comunes de lesión en los deportistas, especialmente en aquellos deportes donde se requieren movimientos impresionantes y con una rápida aceleración y desaceleración. Por ejemplo, las carreras de velocidad, el fútbol, el baloncesto, el rugby, entre otros.

Cabe indicar que la tendinosis en la inserción de la tuberosidad isquiática y roturas fibrilares del bíceps femoral es la lesión más común cuando se trata de pacientes deportistas.

Además, para que exista tendinosis la lesión debe atravesar un proceso degenerativo. El tendón suele estar vulnerable e incluso puede romperse. La tendinosis surge como resultado de lesiones posteriores que no han sido tratadas con efectividad, no hay síntomas de inflamación como en una tendinitis, puesto que en esta lesión puede incluso derivar de otros males y no tras un golpe o incidente deportivo, lo que si se podría confundir son la intensidad del dolor en la zona afectada-.

En conclusión, para curar este tipo de lesiones es muy importante el diagnóstico del médico. Estas lesiones pueden ser lentas de sanar y tienen muy alta tasa de recurrencia.

Comentarios

comentarios

Llámanos al:

447-8085/ 989-046 102